Problemas reales, políticas ficticias (por Fernando Navarro)

20 Agosto, 2021

El exdiputado de Ciudadanos por Baleares durante dos Legislaturas Fernando Navarro Fernández-Rodríguez acaba de publicar en su blog un interesante comentario sobre la política de fuegos artificiales a la que asistimos. Navarro sostiene que ante los problemas reales de España, el Gobierno responde con lenguaje inclusivo, demonización del heteropatriarcado y con el eterno Francisco Franco, del que sólo se acuerdan los partidos que apoyan al Gobierno.

"Las escenas en Kabul -la visión de la desesperación real ante el peligro real- ha desvelado la grotesca farsa política española. Esa práctica de priorizar los problemas, no en función de su relevancia real, sino de su potencia de fuego político. Esa costumbre de posponer los asuntos más acuciantes, pero de difícil solución, en favor de fuegos de artificio. Tenemos un serio problema territorial, un mercado laboral que condena a los jóvenes al paro y la precariedad, un sistema educativo que antepone la ideologización a la comprensión lectora, bajísima natalidad y problemas de sostenibilidad en las pensiones.

¿Qué soluciones proponemos? Lucha contra el heteropatriarcado, lenguaje inclusivo y Franco a mansalva. Estas soluciones atienden a necesidades inexistentes, pero permiten la señalización virtuosa -la virtud es fuente de estatus- y la estigmatización del adversario, reducido a espantapájaros político. Así han conseguido propagar -contra toda evidencia- la sospecha de que España es un país irremediablemente intolerante, machista, racista y franquista.

¿Realmente lo creen? Posiblemente es irrelevante. Miremos al Gobierno. Para Podemos la estrategia busca, sencillamente, demoler el edificio capitalista y heteropatriarcal. Nuestra democracia liberal es sólida y confortable -lo es: visualicen de nuevo Kabul- pero nuestros intrépidos revolucionarios se dedican a señalar telarañas: ahí hay machismo; ahí hay fascismo; ahí hay racismo -el de los nacionalistas catalanes, por cierto, no suelen verlo-. ¡Hay que tirar la casa abajo! ¿Tienen en mente un edificio mejor? Obviamente no. En cuanto a Sánchez es un mero oportunista que usa cualquier medio a su alcance que le permita continuar en el poder, aunque eso implique dejar un solar tras él.

 Esto es una divagación veraniega, así que no esperen recetas para esta situación. Las cosas mejorarían, desde luego, si consiguiéramos entrar en una espiral virtuosa, tanto políticos como ciudadanos, y eso empieza por estos últimos: deben penalizar seriamente a aquéllos cuando mienten; cuando pretenden sustituir la realdad por propaganda y relatos partidistas; cuando emiten bullshit; cuando practican políticas tribales. En realidad, salir de la polarización es el primer paso: el tribalismo no nos vuelve más inteligentes".

 

Fernando Navarro Fernández-Rodríguez (Navarth)

17 Junio, 2020

La política de marcas y la de Comunicación de...

26 Mayo, 2020

Bernabé Alba representa el alma de su pueblo: El Borge. También de la comarca malagueña de La Axarquía, donde apenas se pone el...

20 Junio, 2020

Dicen algunos de él que, de niño chico, como...