RADAR COVID: una herramienta de implementación imprescindible social y empresarialmente

22 Agosto, 2020

Esta aplicación telefónica no tiene la eficacia de una vacuna, pero su activación generalizada sería una herramienta preventiva muy eficaz ante la pandemia, que debería ser implementada en todas las empresas y socialmente.

Ni los españoles brillamos por nuestra preocupación ante este virus mortal a tenor de nuestras cifras de contagio, paro y fallecidos ni nuestra Administración Pública se lo ha tomado nunca en serio. Si no, la app RADAR COVID llevaría funcionando hace tiempo. Es esta una herramienta preventiva imprescindible para conocer los riesgos personales del contagio y su posible transmisión en el ámbito familiar, social y laboral.

No siendo obligatoria su implementación en los terminales telefónicos ni la activación del bluetooh, nada nos garantiza que estar cerca de un compañero de trabajo o de un amigo o del parroquiano cercano del bar contagiado nos vaya a proporcionar una alerta que nos permita comprobar la existencia de la posibilidad de un contagio. Por eso se echa más en falta una intensa y hasta abusiva campaña gubernamental explicando la confidencialidad de los datos en la aplicación y la necesidad de su activación universal para que podamos saber si hemos estado en riesgo ante terceros y poder advertir, a nuestra vez, de modo anónimo, si hemos dado positivo a los que pudiesen haber estado en el ámbito de contagio nuestro.

Esa labor didáctica debería ser también prioritaria en las empresas hacia sus trabajadores. El conocimiento preventivo por parte de los asalariados de una posibilidad de infección y la consecuente realización de las pertinentes pruebas, será siempre sanitaria y económicamente más leve que la posterior necesidad de paralizar la actividad comercial o industrial.

Las empresas deberían realizar un esfuerzo en la implementación de esta aplicación gratuita en el entorno laboral, animando también a que se difunda entre los círculos familiares y de relación social de los integrantes de la plantilla.

Sólo con una masiva aceptación solidaria de esta herramienta la haremos efectiva, salvaremos vidas y evitaremos lesiones irreversibles entre contagiados. Aunque no nos fuese nada en lo económico, que nos va de modo trágico, ese objetivo debería ser prioritario y no nos cuesta ni un céntimo.

Difundamos la app RADAR COVID y recomendemos su descarga inmediata. En esto sí, y no en otras cosas, nos va la vida.

Aplicación

Disponible gratuitamente para todos los sistemas operativos de móviles