Mañana amanecerá

8 Junio, 2020

Las situaciones que parecen desesperadas esconden nuevas oportunidades

El sol se pone y los nubarrones negros se ciernen sobre nuestras cabezas. Llega la noche y no vemos un posible amanecer para nuestro negocio. ¿Qué hacer en esta situación?

 

Lo primero, no obcecarnos. Si no lo hemos visto venir es que algo hemos estado haciendo mal. Seguramente, no atender las señales que nos llegaban y pensar que todo volvería al cauce que nosotros habíamos diseñado, sin tener en cuenta que el río estaba buscando un nuevo camino. Saber ver que no estamos en el cauce certero no es el reconocimiento de un fracaso, sino un triunfo maridado con la realidad.

 

La flexibilidad es nuestra principal baza. Siempre hay resquicios de reconversión. Y si uno no es capaz de verla en una situación que le agobia, debe ponerse en manos expertas, con una mayor cosmovisión no condicionada. Externalizar el diseño de la estrategia puede hacer que amanezca más pronto. Hay que recordar que, ante una crisis, unos lloran y otros venden pañuelos.

 

En Magna Res Comunicación, junto con todos nuestros asociados, nos esforzamos a diario por solucionar sus problemas. No espere al ocaso. Amanecerá antes.

Amanecer

Lo que debemos esperar después del ocaso

28 Julio, 2020

A menudo nos encontramos con páginas de...

28 Septiembre, 2020

Para comunicarse de verdad, antes estuvo el telegrama con varios “stop”...